viernes, 25 de octubre de 2013

ONCOURG® Guía Práctica de Actuación en Urgencias Oncológicas para Especialistas Internos Residentes y Médicos de Atención Primaria

Editor Dr. David M Muñoz Carmona

Nueva guía clínica para la actuación en urgencias con enfermos oncológicos.
Muy Interesante tal y como está la Sanidad

La atención del paciente oncológico en urgencias no representa un alto porcentaje de todos los pacientes que acuden a urgencias, pero su atención por médicos no especialistas en oncología hace que a menudo sea bastante compleja.
Algunas series nos hablan que entorno al 5-10% de los pacientes que acuden a urgencias son enfermos oncológicos. Entre los tumores más frecuentes que hacen que el paciente acuda con urgencia podemos encontrar el cáncer de pulmón, el cáncer de mama y el cáncer de colon entre otros.
Además es muy frecuente que el paciente oncológico sea un gran demandante de atención urgente, estando sus consultas relacionadas tanto por la enfermedad como por cualquier otra patología no relacionada con su proceso oncológico.
Al existir un gran desconocimiento de la patología oncológica en urgencias hace que el índice de ingresos aumente de manera significativa en el hospital.
En primer lugar podríamos llegar a definir el concepto de urgencia oncológica como toda aquella situación que supone un riesgo para la vida del paciente con cáncer o un deterioro de su estado de salud relacionada tanto con su enfermedad como con los tratamientos derivados de su proceso oncológico.
Hoy por hoy cada día más se aumenta tanto la supervivencia como la calidad de vida de los pacientes oncológicos, esto hace que cualquier proceso intercurrente en nuestros pacientes pueda deteriorar la supervivencia de los mismos, por lo que es fundamental el conocimiento de las urgencias oncológicas por los médicos que los van a atender de manera urgente.
La evolución que se ha producido en el campo del tratamiento del paciente oncológico se debe tanto a la importancia que en el sistema de salud supone la patología oncológica, como a que hoy el cáncer es la primera causa de mortalidad nuestro país, por encima de las causas por enfermedades cardíacas o vasculares. En el año 2000 en España fallecieron 91.000 pacientes, lo que representa el 25% de todas las muertes. Por otro lado la supervivencia del paciente diagnosticado de cáncer en España a los cinco años ronda el 57% para los hombres y en el 44% para la mujeres. Todo esto no hace más que resaltar la importancia de la actualización de los conocimientos en la patología urgente oncológica en el entorno de atención primaria y la medicina de urgencias.
No debemos olvidar que los pacientes oncológicos tienen relación directa con su oncólogo médico o su oncólogo radioterápico de manera que cuando son atendidos por los médicos de urgencia demandan la atención de su oncólogo de referencia, lo cual hace incluso más difícil la atención al paciente y a su familia, sin mencionar el probable desconocimiento del proceso de la enfermedad, pronóstico y tratamiento seguidos por el paciente durante su evolución.  Todo esto hace que la toma de decisiones por parte del médico que lo atiende de urgencias sea realmente complicada a la vez que importante.
Nos gustaría resaltar que debido a las circunstancias especiales de la atención en urgencias, y que el paciente que estamos tratando es un enfermo oncológico, hace que la actitud médica de urgencia deba desarrollarse en el entorno de la empatización tanto con el enfermo como con su familia.
Tendremos que ir adquiriendo cada vez más habilidades en el campo de la comunicación con el enfermo oncológico, las técnicas de entrevista clínica, el manejo del control de síntomas, la atención y apoyo a la familia que sin lugar a dudas redundarán en una mejora de la atención del paciente oncológico en urgencias.
Si el paciente llega a urgencias sin diagnóstico o sin filiación de su neoplasia tendremos que estar alerta del síntoma que nos refiera tanto él como su familia realizando una anamnesis y exploración física completa. Tras haber alcanzado una sospecha diagnóstica podremos solicitar estudios complementarios, adquirir una presunción diagnóstica y realizar una derivación al especialista en Oncología de manera adecuada.
Si el paciente llega a urgencias con un diagnóstico y/o tratamiento oncológico establecido, tendremos que orientar nuestra historia clínica hacia el motivo principal de la consulta (efectos secundarios de la quimio-radioterapia, síntomas derivados de la progresión  tumoral, patología intercurrente, etc.)
Para solucionar todas estas situaciones urgentes que entrañan un riesgo vital para el enfermo oncológico o que empeoran su calidad de vida confeccionamos esta GUÍA PRÁCTICA DE ACTUACIÓN EN URGENCIAS ONCOLÓGICAS para médicos especialistas internos residentes y  médicos de atención primaria, al igual que intentamos establecer una pauta de actuación para todos los profesionales sanitarios que atiendan enfermos oncológicos, con todo ello, hemos pretendido que esta guía sea de fácil manejo y útil en la toma de decisiones clínicas urgentes. Pretendemos que sirva para realizar una evaluación integral del paciente oncológico y de su familia, que permita reconocer los problemas tanto físicos, sociales y psicológicos del paciente y por ende que los profesionales que los atienden se sientan capaces de poner en marcha todas sus habilidades y conocimientos a disposición de nuestros pacientes oncológicos.



1 comentario:

Luis dijo...

Enhorabuena a los autores. Me encantaría disponer de un ejemplar de esta Guía.

Google Search

Loading...